lunes, 7 de julio de 2008

Peligro

Pinches Políticos, no sé exactamente como dictaminan las leyes ni en qué factores se basan para aprobarlas y echarlas andar, pero lo que es un hecho es que en cada sesión que toma lugar en el congreso terminan jodiendome a mi y a mis hermanos mexicanos. Como ustedes sabrán yo soy dueño de un pequeño multiemporio billonario (cosita de nada) que se llama ejem… coff coff… “La voz de todos los mexicanos” y por lo tanto si llegasen los diputados a aprobar la ley que impide que nosotros los ciudadanos honrados y humildes podamos seguirnos expresando en los accesibles medios de comunicación acerca de nuestras posturas políticas es el equivalente a que todo el pueblo de Mexico pierda su voz, su derecho fundamental a la libre expresión ¡Nombre! ¡Imaginense namas esa violación a los derechos fundamentales!

Porque algo aquí está claro, mis compadres Emilio Azcarraga Junior y Don Richard Salinas Pliego se van a quedar sin tragar porque YO, superdueño de multiemporio empresarial billonario gigantesco no puede apoyarlos económicamente a cambio de poder ejercer mi libertad de expresión, la cual ya dije, Es la voz de todos, toditos mis hermanos mexicanos (Dueños de multiemporios empresariales billonarios).

Por lo tanto yo ya le dije a Richard y a Emilio: ¡Cabrones pónganse las pilas güey! ¿Que no están viendo que nos va a chingar a todos los buenos y honrados mexicanos la dichosa ley?… ¡Chingao! Ustedes tienen cientos de noticieros al dia pa´ que a cada rato estén duro y dale con la misma noticia: “Los políticos quieren quitarnos nuestro derecho a la libre expresión”, Salgan a la calle y tergiversen las cosas total que el pueblo acabara creyéndolo, entrevisten a dos o tres políticos mal repartidos de pastel pa’ que digan su valiosa opinión sobre la ley y consigan las palabras harto sabias de algún dizque-intelectual contracorriente, todo con tal de que yo les pueda seguir llenando el tazón del cual se alimentan. ¡ORALE PUTOS PERROS!...

Por eso los invito a ustedes amigos blogueros, que al igual que yo, son dueños de empresas multiples y de distintos giros, a que no apoyen esa cochina ley que tanto nos afecta, recuerden que somos la VOZ de Mexico… del Mexico Adinerado.

Los millones de pobres pueden mejor preocuparse de que llevarse a la boca esta noche, ya que ni televisión han de tener los mugrosos, si quieren tener libertad de expresión que ahorren y paguen los millones que yo tengo que aflojar pa´ mis comerciales en contra de fulanito de tal, ya que es un peligro para el país.

¿Quien iría a pensar que la calentura de tener blog se me iba a pasar?
Pues nadie, porque nunca la hubo.

Es curioso que algunos llegan a durar años, tal vez sus dueños son muy creativos y en segundos te tienen un chorizote de texto completito o tienen una sobreexposición diaria al tiempo libre, quien sabe, pero yo, ni lo primero ni lo segundo ni lo de en medio ni lo de atrás, Sin embargo este lugarsucho sigue aquí con inconstantes actualizaciones de su creador y 1,5 visitas diarias (Según un contador que ya ni siquiera avanza, PLOP) de ¿lectores? Bueno tampoco sé a que llegaran estas visitas y que buscaran. De cualquier forma procurare nunca olvidarme de este remoto espacio y si de pura chiripa me queda algo de ingenio cuando este frente a un ordenador escribire un post decente y lo publicare al instante, asi que me sigo despidiendo con un hasta luego… muy muy pero muy luego y no con un hasta nunca. O tal vez no, solo que tampoco.
  • 4 PUES AQUI SE COMENTA... ¡CHINGAO! ¿¿QUE NO VEN??